AVISO

Este fic contiene sólo especulación. Se basa en diversas teorías que hay por la red. Si no quieres que se te desvele nada que creas importante, no lo leas. Pero insisto: no dice nada que se haya escrito y/o publicado aún. Todos los personajes y lugares pertenecen a G.R.R. Martin.

martes, 6 de noviembre de 2012

Capítulo 2


LYANNA
            Estaba convencida de que nadie la había visto salir. Madrugar, sentir el silencio de la fortaleza y, sobre todo, respirar el aire frío de la mañana, cuajado de rocío, la vivificaban. Invernalia era su alimento, como lo era para cualquiera que se apellidara Stark. Bajó con cuidado, cruzó el patio de armas y se adentró en las cuadras. Allí estaba su yegua blanca Escarcha, un nombre muy adecuado para el color del animal. A Lyanna le gustaba todo lo relacionado con el invierno y el frío, así que decidió ponerle ese nombre a su montura. Se la había regalado su padre, Lord Rickard, por su decimocuarto día del nombre. Ella se encaprichó de aquella bestia indomable y un poco peligrosa desde que la vio en un mercado de ganado de Invernalia y su padre tuvo que comprársela finalmente. No existía nada en el mundo que él no le diera y a veces reconocía que se aprovechaba demasiado de ser su niña mimada. Sus hermanos le recriminaban que fuera tan blando con ella, mientras que a ellos los trataba con más dureza, pero incluso los tres varones de Invernalia apenas podían resistirse a los encantos de su propia hermana, rebelde y valerosa, toda una Stark.



            Montó con destreza a Escarcha y salió hacia el bosque cabalgando velozmente, dejando que el viento revolviera su cabellera oscura y el frío le cortara las mejillas y la salpicara de humedad. Llegada a un claro del bosque, frenó a la yegua y la descabalgó. Necesitaba un momento de soledad, ya que se avecinaban días ajetreados por la llegada de su hermano Ned desde el Valle de Arryn. Estaba cerca de acabar ya su pupilaje con Jon Arryn, el Lord Protector, y seguramente le acompañaría en su visita su amigo Lord Robert Baratheon, el señor de Bastión de Tormentas. Lyanna lo había visto en contadas ocasiones y no le desagradaba… Era un muchacho bastante apuesto: pelo negro y un poco rizado, más alto que su hermano Ned, ancho de hombros y con aspecto atlético. La última vez que lo vio ya empezaba a tener una pelusa oscura encima del labio. Cuando reía se notaba que era un joven franco y abierto, pero ella sentía que su presencia lo turbaba. Le hacía gracia provocar tal reacción en alguien con una planta tan poderosa, casi regia… Era divertido verlo tartamudear cuando le dirigía la palabra o ponerse colorado si lo miraba directamente a los ojos para preguntarle si quería más dorado del Rejo. Lo cierto es que era un muchacho con encanto, pero no le interesaba más allá del coqueteo o la simple amistad.
            Tras un par de horas de descanso en el que se dedicó a estar tumbada reflexionando sobre todas estas cosas, volvió a montar a Escarcha y se dirigió hacia Invernalia a trote lento. Quería disfrutar de los sonidos del bosque antes de entrar en el ruidoso mundo de hombres que le esperaba en la fortaleza.

13 comentarios:

  1. Muy bonito :) Sigue así :) me ha encantado la imagen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ;) Al final he cambiado el color de la yegua para que coincida con la de la ilustración, porque quería ponerla sí o sí, jeje.

      Eliminar
  2. Que bien, primer capítulo de Lyanna ^o^ me ha dado frío al leerlo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias ;) Espero que te haya gustado ^^

      Eliminar
  3. Me gusta un monton el trasfondo que le has dado a Lyanna. Me molaría mucho ver un capítulo de Aerys escrito por ti, aunque no sea de esta historia, sino de su pasado antes de enloquecer. Me encantaría <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, muchísimas gracias por tu comentario (y por lo de que te gustaría ver un capítulo de Aerys de mi puño y letra, qué piropazo ^^). Espero que todo lo que llevo escrito y vaya publicando no os defraude.

      ¡Mañana más! :)

      Eliminar
  4. Que interesante es Lyanna, trato de armar la historia en mi cabeza que como no he leído los libros mi referencia es la serie jeje, gracias por este capítulo Athena, me encantó la ilustración, la descripción del entorno, el paisaje, el clima, divino, besitos.

    P.D. me pregunto que le pasará más adelante a este personaje, como llegó a lo que ya sabemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún queda, pero se verá. Gracias por comentar :)

      Eliminar
  5. Qué bonita esta introducción de Lyanna, he aquí otro de los personajes de los que apenas sabemos nada y que me resulta muy interesante... A mí también me ha llegado la sensación de frío, aunque ella resulta un ser cálido y agradable :D

    Preciosa también la imagen que has puesto! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A través de lo poco que se sabe de ella, me he ido haciendo una idea propia, igual que con Rhaegar. Seguro que luego Martin dice que era una borde o una petarda, jajaja.

      Eliminar
  6. Eata mujer, en algún punto me recuerda a Sansita. Love Lyanna

    jajaja

    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sansita cree más en las historias de damas y caballeros, jejeje.

      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. Me encantas, hasta ahora que voy leyendo este fic, me va gustando más.

    ResponderEliminar