AVISO

Este fic contiene sólo especulación. Se basa en diversas teorías que hay por la red. Si no quieres que se te desvele nada que creas importante, no lo leas. Pero insisto: no dice nada que se haya escrito y/o publicado aún. Todos los personajes y lugares pertenecen a G.R.R. Martin.

lunes, 21 de enero de 2013

Capítulo 39


LYANNA
            Los días eran tediosos en la Torre de la Alegría. Desde que Rhaegar partió hacia Desembarco del Rey, hacía ya unas ocho semanas, la salud de Lyanna había sufrido un cambio para peor. Todas las mañanas sentía náuseas, no tenía apetito y el cansancio era continuo, durmiera más o menos. Allí no había ningún maestre que pudiera decirle qué le ocurría, pero ella ya tenía sus sospechas desde hacía tiempo. No había tenido su sangre de la luna desde que Rhaegar y ella empezaron a tener relaciones íntimas. El resultado no podía ser otro que un embarazo y ya no había manera ocultarlo. No estaba segura de si eso era bueno o malo, sobre todo con una guerra de por medio. Su príncipe desconocía su estado y ella tampoco quiso comunicárselo a través de un cuervo. Sólo le comentó que su salud era “delicada” últimamente. Tenía la esperanza de que Rhaegar interpretara esa palabra como “embarazo”. Si alguien interceptaba el mensaje, el peligro de que fueran a la Torre de la Alegría para asesinarla a ella y al niño que llevaba en su interior era más que real. Por esa razón, pensó que lo mejor era cifrar de alguna forma su mensaje.

            El cuervo no regresó jamás. Todos los días se levantaba con la esperanza de tener noticias de Rhaegar. Los capas blancas que la custodiaban le dijeron que sólo sabían que Robert se había levantado en armas contra los Targaryen y una guerra estaba en marcha. Los Stark y sus vasallos apoyaban al rebelde… «Es lógico», pensaba Lyanna, atormentada al sentirse sumida en un conflicto de lealtades. Aerys había asesinado a dos miembros de su familia ¡y ella estaba enamorada del hijo del culpable! Se pasó las manos por el pelo e intentó recogérselo con algo. Buscó una cinta en uno de los escasos muebles de la habitación. Al abrir un cajón, el aroma de las rosas de invierno impregnó el aire. Rhaegar llevaba consigo varias cuando se citaron en Harrenhal. Como las de su habitación en Invernalia, ésas también se habían secado y estaban ennegrecidas, aunque mantenían el olor. Las tomó y trató de hacer una corona como la del torneo con ellas, cuidando de que no se estropearan, y volviendo a guardarlas en el cajón.
            Salió de la estancia y dirigió sus pasos hacia un pequeño salón que tenía una balconada. Uno de los capas blancas, Ser Artur Dayne, la saludó con un gesto militar. Ella forzó una sonrisa y siguió caminando. Llegada la habitación, fue hacia el balcón a contemplar el paisaje. Todo estaba reseco por el calor. Era deprimente… No entendía por qué ese lugar era llamado la Torre de la Alegría, aunque reconoció que allí había pasado los momentos más felices de su corta vida. Se tocó el vientre ya hinchado, posando sus manos en él, como queriendo comunicarse con el niño que llevaba dentro. A lo mejor era una niña… ¿Qué más daba? Lo único que deseaba era que naciera sano y que Rhaegar lo conociera. 
            Se recostó sobre una silla, agotada por el calor, y cayó en un profundo sueño. De pronto oyó al cachorro de lobo llorar y quiso incorporarse para buscarlo. Como siempre ocurría, le era imposible. Y en ese momento no vino Rhaegar a sacarla de su pesadilla como hacía cuando dormían juntos. Otra vez se encontró con un bebé en brazos. El frío y el calor del extraño retoño que se movía en sus brazos hacían una rara mezcla. Era como sentir nieve en llamas, si es que algo así era posible. Cuando estaba a punto de gritar de impotencia, algo la zarandeó. Abrió los párpados y allí estaba Ser Arthur Dayne, con los ojos llorosos. «Lady Stark, noticias desde el Tridente…» Lyanna intuyó lo sucedido al oír la voz del capa blanca, entrecortada por las lágrimas. No soportó el dolor y se desmayó.

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ya no queda mucho para acabar. ¡Gracias por leer! :)

      Eliminar
  2. Gracias a ti,por pensar en mi cada capítulo!
    Siento no comentar casi,pero estoy un poco desconectada de casi todo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada. Y no es molestia darte un toquecito :)

      Eliminar
  3. Aparición especial en este capítulo de "Jon Nieve"? jajaj xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lyanna ya había tenido ese sueño antes ^^

      Eliminar